La sexualidad de nosotras las mujeres está llena de grandes ventajas en lo que se refiere a la seducción y al goce de las relaciones íntimas. Pero, como contraparte debemos sufrir de algunos estados, que son exclusivos a nuestro género. El periodo menstrual es uno de estos momentos, que nos hace vivir fuertes experiencias mensuales, donde se entremezclan dolores, incomodidades higiénicas y trastornantes cambios hormonales. Y de esta manera, pasamos los meses durante un periodo de 35 a 40 años de nuestras vidas. Y, de repente, llega una etapa que nos va a eliminar esos momentos mensuales, pero nos introduce en un nuevo problema, lleno de los mismos factores no deseados. Nos referimos a la Menopausia y los Problemas Sexuales que trae con ella.

Es un hecho bien conocido que, a medida que empezamos a envejecer,  tendemos a ponernos tiesas y, después de cierta edad, podemos perder por completo el interés en las actividades sexuales. Esto puede terminar siendo un problema, cuando nuestra pareja se mantiene sexualmente activo, donde esta situación puede conducir fácilmente a inconvenientes en la relación e, incluso a veces, provocar la separación después de años de matrimonio. En este artículo, voy a hablar acerca de algunas de las maneras en que las mujeres mayores pueden revivir su vida sexual y, también, sobre las razones más comunes que pueden conducir a la disminución de la libido femenina, motivadas por la menopausia.

PRINCIPALES CAUSAS DE LOS PROBLEMAS SEXUALES EN LA MENOPAUSIA

Al entra en esta etapa de la vida sexual de nosotras, nos empezamos a enfrentar a diferentes inconvenientes, tanto físicos como emocionales, que pueden provocar un desinterés total por la actividad sexual

Entre los emocionales puedo nombrar:

Depresión. Muchas de nosotras, llegado este momento, empezamos a sentir una emoción de pérdida, donde pensamos que hemos dejado de ser mujer, ya que nuestra milagrosa facultad de la reproducción, desaparecerá para siempre.

Rabia. Esta emoción puede ir asociada con la anterior, ya que podemos pensar que nos estamos poniendo viejas y se acerca el final de nuestros días.

Rechazo. Algunas mujeres tienden a sentir que, todas las incomodidades, que está viviendo, son producto de ser mujer, causándole molestias hacia el sexo masculino, y rechazando a su pareja por este motivo.

Dentro de los motivos físicos están:

Hormonas. Durante este periodo el cuerpo presenta un total desequilibrio hormonal. Muy especialmente en lo referido a la estrógeno, que es la hormona femenina por excelencia y que está relacionada con todo el proceso sexual.

Calores. Es muy conocida la manifestación de sentir mucho calor corporal cuando las mujeres vivimos esta etapa. Sin duda, suele ser una gran incomodidad y lo menos que deseamos es tener a un hombre encima, provocando más calor.

Resequedad vaginal. El desequilibrio del estrógeno provoca que las glándulas de Bartholini, encargadas de segregar lubricante natural dentro  la vagina para permitir una penetración suave y cómoda, dejen de cumplir su función o lo hagan de manera deficiente.  Esta falta de humedad vaginal produce incomodidad y dolor durante la penetración, haciendo que las mujeres en la menopausia rechacen el contacto sexual.

Todo esto se une a otro problema físico, que si bien no es propio de la menopausia y puede sufrirse mucho antes, al relacionarse con los anteriores, provoca un desinterés total por el sexo. No referimos a la pérdida de elasticidad vaginal, problema muy común en la mayoría de las mujeres cuando llegan a cierta edad. Esto disminuye el roce del pene dentro de la vagina, ya que no se aprieta, disminuyendo considerablemente la sensibilidad  en la vulva y, por lo tanto, el goce del sexo.

¿QUÉ PODEMOS HACER PARA SUPERAR LOS PROBLEMAS SEXUALES PRODUCTO DE LA MENOPAUSIA?

Primero, entender que es un asunto natural y que solo tiene relación con los cambios biológicos de nuestros cuerpos. Por lo que, no por ello, se deja de seguir siendo mujer y femenina, con todas las posibilidades de seguir disfrutando del sexo.

Normalmente, lo primero que hacen las señoras, al llegar a la menopausia, es recurrir a la visita de su médico. Estos suelen mandar tratamientos con fármacos, como la muy conocida Terapia de Reemplazo Hormonal (TRH). Esta es bastante eficaz en la prevención de la pérdida ósea (osteoporosis) y la resequedad vaginal. Además, da alivio a los sofocos, dolores en las articulaciones y mejora en la calidad del sueño. Pero,  antes de someternos a la Terapia de Reemplazo Hormonal, debemos conocer los posibles riesgos que conlleva este tratamiento,  tales como cáncer de útero, sangrado vaginal, enfermedad hepática, enfermedad arterial coronaria y coágulos de sangre en las venas.

Por otra parte, se puede recurrir a métodos no agresivos como terapias sexuales o el consumo de productos naturales, que puedes adquirir en tiendas de productos eróticos y cuyos ingredientes son de origen vegetal. También, en estos lugares, se pueden obtener lubricantes sexuales para solucionar el problema de la resequedad vaginal.

En resumen, lo importante es encontrar una solución que permita que nos mantengamos activas sexualmente y continúe la armonía en nuestra relación de pareja.…

by

Es muy probable que te hayas enfrentado alguna vez a esta disfunción sexual de los hombres con alguna de tus parejas. En algún momento has quedado “a dos velas”, al tener una relación sexual porque tu pareja eyaculó antes de penetrarte o apenas haberlo hecho. Si has vivido esta experiencia o la está viviendo, hay posibilidades que, tu amante esté presentando problemas de Eyaculación Precoz. También es importante entender que, si eso solo le sucedió una vez, puede haber factores momentáneos que lo hayan provocado, pero no es un inconveniente para preocuparse. Sea como sea, es necesario que conozca exactamente a qué se debe este problema y cómo ayudar a tu pareja para que lo supere y puedan tener una vida sexual normal.

Existen dos disfunciones sexuales masculinas que se presentan con mayor frecuencia, la disfunción eréctil, que afecta a aproximadamente el 10% de los hombres con problemas sexuales, mientras que la Eyaculación Precoz se presenta el 80 por ciento de los casos. Según algunos estudios clínicos, 1 de cada 3 hombres sufren de manera permanente o en algún momento puntual de este problema. Afectando a varones de cualquier edad.

La Eyaculación Precoz se define como la “eyaculación persistente o recurrente con estimulación sexual mínima antes, o poco después de la penetración y antes de que la persona lo desee.  En pocas palabras, es una condición en la que un hombre con frecuencia eyacula antes de lo que él o su pareja lo deseen, ya sea antes, o poco después de copular con su compañera.

 

Sin lugar a dudas, esto provoca malestar y dificultad interpersonal entre ellos y nosotras,  ya que impide que podamos disfrutar del acto sexual de una manera apropiada. El hombre siente la insatisfacción debido a la incapacidad de resistir las sensaciones placenteras de contacto sexual durante un período de tiempo más largo, mientras que nosotras  manifestamos nuestro descontento por no ser capaz de llegar al disfrute sexual pleno.

Por lo tanto, es importante que las mujeres entendamos que es lo que sucede y demos el mayor apoyo a nuestra pareja, ya que los hombres que se enfrentan a este problema, cuestionan su masculinidad y pierden la confianza en su desempeño sexual. Suelen sentirse mal por el grado de frustración y humillación que experimentan regularmente, mientras que, erróneamente,  nosotras tendemos a guardar  silencio por temor a molestarle, lo cual puede ser interpretado por él,  como una aparente falta de voluntad de su mujer para solucionar el problema.

DEFINE EL PROBLEMA EN TU PAREJA

Tal y como dije anteriormente, debemos tener claro que, muchos hombres ocasionalmente experimentan la Eyaculación Precoz durante las relaciones sexuales, pero siempre y cuando esto no suceda con frecuencia, no hay motivos para que el hombre se preocupe. Para poder reconocer, si nuestra pareja está sufriendo de este problema, podemos estar atentas a los siguientes parámetros, ya que los hombres pueden eyacular en diferente tiempos en las relaciones sexuales, podemos decir que si tienen una eyaculación continua, que esté entre los 120 segundo y 2 minutos después de que nos penetre, seguramente estamos ante la presencia de este inconveniente físico sexual. De igual manera, es importante que sepamos que, hay 2 tipos de Eyaculación Precoz. La primaria, cuando el hombre ha presentado el problema durante toda la vida y la secundaria, cuando se sufre del inconveniente en algún momento de la vida sexual. Las causas de esto, aún no están muy claras, siempre se ha dicho que son motivos psicológicos, pero hoy en día, no se acepta totalmente esta posibilidad.

EYACULACIÓN PRECOZ: CAUSAS Y SOLUCIONES

A pesar de no tenerse claro las causas de este inconveniente sexual, señalaré algunas de los posibles motivos, tanto psicológicos como físicos, para que podamos entender mejor la Eyaculación Precoz y poder dar un mejor apoyo a nuestra pareja:

Causas psicológicas

Algunas de las causas psicológicas de la eyaculación precoz incluyen los siguientes:

Las primeras experiencias. La unión de la ansiedad por no ser descubiertos, sumada a la inexperiencia en los primeros encuentros sexuales de la adolescencia, causan una excitación mixta, que puede determinar un patrón de comportamiento en el proceso de eyaculación.

El mito del macho. El deseo de los hombres de cumplir a cabalidad con nosotras y mostrarnos su potencia sexual, puede causar un estrés especial, ya que se concentran en tener un buen rendimiento y no en el sexo como tal. Debemos buscar que se relaje y simplemente disfrute con nosotras.

Entre las razones biológicas puedo señalar:

Los niveles hormonales anormales.

Insuficiente de serotonina

Actividad refleja anormal del sistema eyaculatorio.

Problemas de tiroides.

La inflamación y la infección de la próstata o la uretra, respectivamente.

Factores hereditarios.

Dentro de los tratamientos posibles, existen fármacos, productos naturales o técnicas que pueden ayudar a corregir el problema. Los primeros deben ser supervisados por un especialista de la medicina. En el segundo caso hay cremas retardadoras, accesorios sexuales y otros juguetes eróticos que pueden ser útiles. Por último, existen métodos o técnicas como las “Squeeze”, “Stop and Start” y Kegel, creadas para lograr un cambio positivo en el comportamiento reflejo de la eyaculación.…

La vida sexual de nosotras las mujeres, al igual que de los hombres, debe de ser cuidada, si ciertamente queremos tener una relación de pareja sana. Pero, en algunas ocasiones se presentan problemas que provocan una baja considerable en la calidad de las relaciones sexuales, cuando no la desaparición total de esta. Las consecuencias de que esto suceda, pueden resultar en la pérdida de la armonía en la pareja y el surgimiento de inconvenientes que deterioren la relación. Siempre, las mujeres llevamos la bandera de la convivencia, por ello, debemos defender todo lo que tenga que ver con la armonía dentro de la cama y fuera de esta. Los problemas que se pueden presentar que causen el deterioro de nuestra vida sexual, normalmente son de índole físico. Pero, no todos tienen su origen en el cuerpo, ya que hay factores cotidianos o emocionales que lo pueden producir.

Las complicaciones sexuales impiden que una persona o la pareja disfrute de la actividad sexual. Los mismos,  pueden desarrollarse gradualmente con el tiempo o pueden comenzar repentinamente. Estos incluyen inconvenientes como el no estar interesadas en el sexo, no sentir excitación sexual, incapacidad para tener relaciones sexuales, o no lograr un orgasmo.

ORIGEN DE LOS PROBLEMA SEXUALES

Si bien, no hay nada determinante y lo mejor es ir a la consulta de un médico especialista para definir las razones que están provocando los problemas sexuales. A continuación presentamos una serie de motivos que pueden llevar a tener algún inconveniente al momento de la relación íntima, las causas de los problemas sexuales pueden ser físicas, emocionales, o ambas.

Entre las causas físicas se  incluyen:

  • El consumo de bebidas alcohólicas o drogas, incluyendo la nicotina, narcóticos, estimulantes, medicamentos para la presión arterial y algunos antidepresivos
  • Padecer dolores crónicos
  • Agrandamiento de la glándula prostática.
  • Mala circulación sanguínea.
  • Daños a nivel del sistema nervioso productos de lesiones en la médula o cirugías.
  • Sufrir enfermedades del corazón, diabetes, cáncer, enfermedad pulmonar, mal funcionamiento de la tiroides, pituitaria o problemas en las glándulas suprarrenales.
  • Niveles deficientes de estrógeno o testosterona.

Por otra parte, en lo referido a las causas emocionales, puedo mencionar:

  • Desconfianza entre la pareja.
  • Falta de comunicación entre la pareja
  • Estados depresivos.
  • Traumas por abusos sexuales en otros tiempos.
  • Dolor físico durante las relaciones.
  • Atribuir la necesidad del sexo solo como método de reproducción.
  • Tabúes de origen religioso.
  • Miedo a las enfermedades de contagio sexual.
  • Inseguridad y baja autoestima.
  • Miedo al rechazo.
  • Sentir vergüenza.
  • Estar de mal humor
  • Sentir que la pareja es poco atractiva y que no te pone.
  • Miedo a quedar embarazadas.

También, las mujeres tendemos a reflejar inconvenientes sexuales cuando sentimos que no se nos quiere o no nos sentimos suficientemente atractivas.

Los hombres suelen tener el origen del problema en complicaciones laborales o asuntos relacionados con la falta de dinero.

¿CÓMO SE MANIFIESTAN LOS PROBLEMAS SEXUALES?

Los anteriores son algunas de las razones que pueden estar provocando un problema sexual en nosotras o en nuestra pareja. Las manifestaciones físicas, de uno o varios de esos problemas, suelen ser las siguientes

  • Ningún interés por mantener relaciones sexuales.
  • No lograr excitarse por ningún medio
  • En especial las mujeres podemos sentir dolor durante la penetración.
  • Problemas de disfunción sexual en los hombres. Bien, siendo imposible lograr una erección o tener dificultades para mantenerla.
  • La eyaculación precoz.
  • Tensión en los músculos vaginales y tener problemas para relajarlos.
  • Resequedad vaginal y dolor durante el coito.
  • No llegar a tener orgasmos.

SOLUCIONES A LOS PROBLEMAS SEXUALES

El tratamiento depende de la causa del problema sexual. Si nosotras o nuestra pareja tenemos un problema sexual, lo primero es consultar  a un profesional de la salud. Las causas físicas pueden tratarse con medicamentos o, en algunos casos, con la cirugía. La fisioterapias y ayudas mecánicas, pueden auxiliar a las personas con algunas enfermedades, condiciones o discapacidades.

En cualquier caso, lo más recomendable y menos invasivo es que busquemos soluciones prácticas y que no nos traigan efectos secundarios como en el caso de los fármacos. Por ello, se pueden encontrar productos naturales en las tiendas eróticas, que están hechos con plantas y son buenos paliativos con resultados probados. Entre estos hay potenciadores, afrodisiacos y estimulantes sexuales. También, es recomendable introducir en la relación algunos juguetes sexuales o juegos sexuales, que eliminen el aburrimiento y enciendan las pasiones.

De igual manera, es muy importante la comunicación con nuestra pareja y decidir  ambos las soluciones, en especial cuando las causas son emocionales. También, los libros y videos con técnicas sexuales, masajes y otros, pueden ayudar muchísimo a eliminar los problemas sexuales.

Si lo prefieren, antes de tomar medicamentos, pueden ir a la consulta de un terapista sexual, quien les guiará en la escogencia de los mejores artículos sexuales y juegos eróticos para subir la libido según sus necesidades.

En resumen, lo más importante es que se atienda el problema sexual para evitar el deterioro de la relación, infidelidades o rupturas. Por lo tanto, si crees tener un inconveniente para disfrutar del sexo o sientes que lo tiene tu hombre, debes dar el paso y sentarte con él a conversarlo para decidir los caminos que van a seguir como solución a esto.…

El sexo en pareja es asunto de dos. Tanto nosotras las mujeres como los hombres debemos entender que la relaciones íntimas son un asunto compartido. Pero, no solo me refiero al disfrute y a la pasión de la lujuria, también, hablo de los problemas en la cama. Nosotras debemos entender algunas de las situaciones que se pueden presentar en nuestra pareja y ayudar a su solución. Uno de los problemas más comunes de los hombres es la disfunción sexual, ese momento donde el pene no logra levantarse para entrar a la acción. Como mujeres debemos conocer detalles sobre qué significa esto y que tipos de soluciones existen en el mercado de los medicamentos.  En esencia, la disfunción sexual sucede cuando no llega la sangre suficiente a los cuerpos cavernosos del pene para hincharlos y ponerlo duro.

Al ser un problema masculino importante, se han realizado múltiples estudios médicos y la industria farmacéutica a logrado diferentes soluciones, El famoso y conocido Viagra apareció en 1998 y registró un alto éxito en general, por el hecho de que, fue el primer producto de este tipo. En lo últimos años, este famosa píldora ha perdido popularidad ante un nuevo competidor, el Cialis. El mercado de la venta de Cialis ha llegado a un nivel enorme que, ha dejado de un lado el éxito registrado por el Viagra a finales de los 90. Lo que es importante, es que alrededor de treinta millones de hombres sufren de disfunción eréctil en los EE.UU, y se estima un número de ciento setenta y cinco millones en el resto de los países, que están teniendo esta disfunción y hacen uso de estos productos, pero sólo una pequeña parte está usando Viagra.

Al igual que en el caso del Viagra y el Cialis, debe entenderse como proveedores de rendimiento general, para un tratamiento regular de la enfermedad. Cualquiera de nosotras debemos saber que, hay un proceso específico de estos medicamentos, que les hace ser tan exitoso, mientras mejoran la vida sexual de nuestras parejas. Estos funcionan bloqueando una enzima, la fosfodiesterasa, cuyo efecto hace que se relajen algunos músculos del cuerpo, aumentando, de esta forma. el flujo sanguíneo en el pene.

ALTERNATIVAS NATURALES PARA ENFRENTAR EL PROBLEMA DE MANERA SEGURA

El problema que tienen estos medicamentos es que traen con ellos una importante cantidad de efectos secundarios

Entre ellos podemos encontrar los siguientes:

  • Malestar estomacal.
  • Dolor de cabeza.
  • Sensación de calor,
  • Congestión nasal.
  • Los cambios en la visión.
  • Dolor de espalda.

Sin contar con que se habla de la posibilidad de causar problemas al corazón y subidas anormales de la tensión sanguínea entre otros problemas.

Los entendidos en la materia dicen que lo mejor es hablar con un médico, si uno sufre de síntomas de la disfunción eréctil, para obtener un diagnóstico y tratamientos adecuados. De esa manera, tu pareja puede salir de la confusión, con la proposición difícil de elegir el medicamento para la disfunción eréctil, apoyado exclusivamente en los hombros de un médico. Pero, yo, al menos seguiría siendo escéptica, ya que las compañías farmacéuticas están mano a mano con los médicos registrados. Los médicos practican, lo que predican los representantes médicos, existe una alianza impía entre ellos.

Por lo que, lo mejor es recomendarle a tu pareja, que después de diagnosticado el problema por un especialista, busque la solución en productos naturales, que pueden garantizar que se resuelva el problema, sin asumir los riesgos de los efectos secundarios. En diferentes tipo de tiendas naturistas e incluso en los sexshop , quizás en estos últimos sea más fácil encontrarlos ya que están más relacionados , es posible encontrar una variedad de productos a base de hierbas y otros elementos propios de la naturaleza, que no significan riesgo para la salud, ayudando a aumentar el flujo sanguíneo hacía el pene y el interés sexual. Estos productos se pueden hallar en diferentes presentaciones como capsulas, cremas, gel o aerosoles con diferentes objetivos como el ser afrodisíacos, vigorizantes o potenciadores sexuales.

NOSOTRAS LAS MUJERES, ¿CÓMO PODEMOS AYUDAR A SOLUCIONAR LOS SÍNTOMAS DE DISFUNCIÓN SEXUAL?

La disfunción sexual  es un tema que incomoda a los hombres y no quieren admitir.  Los problemas de erección son muy comunes, afectando a la mayoría de los varones jóvenes o viejos por igual. Esta puede ser una condición temporal o un proceso continuo. El problema sexual como conocido como disfunción eréctil, es la incapacidad de lograr o mantener una erección para satisfacer a una mujer durante el acto sexual. Aunque, la causa puede ser orgánica, hay otros factores que contribuyen a la disfunción eréctil, como el estrés, la ira, la depresión y la fatiga.

Si tu hombre tiene dificultades para mantener a diario una erección o la mayor parte del tiempo, puede ser considerado un problema y es una de las causas fundamentales de la baja autoestima en los hombres, afectando las relaciones con sus esposas o novias. La mayoría de los hombres tienen problemas para lidiar con ello, debido a la falta de información adecuada, la ignorancia o ningún apoyo de nosotras. Debemos entender y así explicarle a nuestros hombres que,  las causas pueden ser física o psicológica y que, en la mayoría de las veces, hay soluciones efectivas. Entre las causas generales, que producen mayormente  problemas de erección temporales tenemos el estrés, la ira, la depresión y la fatiga.

VIAGRA Y CIALIS: FUNCIONAMIENTO

Volviendo al tema de los medicamentos farmacéuticos como el Viagra y el Cialis.  Estos funcionan aumentando el flujo de sangre en el pene para que, cuando un hombre sea estimulado sexualmente, puede obtener una erección y estos fármacos funcionan para que esto suceda, pero tienen diferencias sutiles en la rapidez con que trabajan. A continuación sus características:

Cialis.  Funciona más rápido alrededor de 15 minutos y sus efectos pueden durar hasta 36 horas. Esta sería una solución para los hombres que tienen una alta actividad sexual.

Viagra. Ampliamente utilizado por 20 millones de hombres en todo el mundo. Tarda entre 30 y 120 minutos para que se logre la erección. Sus efectos duran hasta 4 horas aproximadamente.  Este es el medicamento más usado hoy en día.

Debe entenderse que, estos medicamentos podrían funcionar para algunos, pero el cuerpo de cada individuo es único y hay veces en que un medicamento es más efectivo que otro.

Pero, lo cierto es que, si nos interesa mantener la salud de nuestra pareja debemos ayudarle a que diagnostiquen la probable causa del problema y recomendarle el uso de vigorizantes, afrodisiacos y potenciadores sexuales de origen natural, ya que no hacemos nada con lograr que tengamos una noche de intensa pasión con nuestro hombre, gracias a un fármaco, y como resultado termine sufriendo algunos de los efectos secundarios que se achacan a los productos farmacéuticos. Por otra parte, también, es importante darle nuestro apoyo moral, haciéndole entender que comprendemos la situación y que pueden contar con nosotras para encontrar soluciones. En caso de que las razones de la disfunción eréctil sean emocionales, debemos ayudar con más cariño y siempre haciéndoles sentir que es nuestro hombre y le amamos profundamente.

En resumen, seamos solidarias con los problemas de él, para que entiendan que le comprendemos y no le juzgamos. Además, para que tenga siempre presente que pueden contar con nuestra ayuda y apoyo.…

No hay una frase que represente mejor ese momento: “ahora no, me duele la cabeza”. ¿Quién de las que están leyendo este artículo, no ha usado esta excusa o alguna variante para negarse a tener un encuentro sexual con su pareja? Bueno, dada algunas excepciones como puede ser que ya no te pone, en la mayoría de los casos, el problema es que, estás sufriendo de una caída de la libido.

¿POR QUÉ NO QUEREMOS TENER RELACIONES SEXUALES CON NUESTRA PAREJA?

Como les comentaba antes, si la razón es que ya nuestra pareja no nos atrae sexualmente y hemos dejado de quererle, las soluciones son pocas y quedarían limitadas a un calentón fortuito. Pero, ¿qué sucede cuando le seguimos amando, pero por mucho que queramos, no nos provoca hacerle el amor a nuestro marido o novio? Pueden existir variados motivos que provoquen esta falta de apetito sexual, uno de los más modernos es el estrés, que produce un cansancio físico y mental que aleja de la cabeza cualquier tipo de deseo carnal. Otro factor muy común, es la menopausia, ya que el desorden hormonal que se produce en ese periodo de la vida reproductora en la anatomía femenina, sumada a la resequedad vaginal como producto de esta, aleja todo pensamiento sobre el sexo. Los efectos químicos de la menopausia, los calorones, las alteraciones en el humor y las emociones encontradas en relación a sentir que se está envejeciendo son suficiente entretenimiento para la mente, no dejando espacio para pensar en relaciones íntimas.

Las enfermedades y los medicamentos usados para sus tratamientos pueden influir en los procesos hormonales, haciendo decaer la libido. La mujer que sufre de cáncer en lo ovarios, normalmente es tratada con fármacos anticonceptivos, cuyos efectos secundario, entre otros, es la caída del deseo sexual.

Por otra parte, existen asuntos emocionales que influyen negativamente en el contacto sexual. Una persona deprimida, ya de por sí, presenta cómo síntoma la falta de interés en general. Y, si está bajo tratamiento, los medicamentos usados para la depresión hacen decaer la libido.

Un embarazo y parto reciente y la consecuente atención al bebé provoca que, se desvíe la atención hacia la  pareja debido a los cambios de hábitos.

En resumen, las mujeres tenemos más razones, que los hombres, para sufrir de una libido baja, relacionadas con la menopausia, trastornos glandulares, depresión, cansancio físico y mental. Atención a los hijos recién llegados o enfermedades crónicas. Todo esto, sin incluir, los tabúes que nos crearon en casa sobre el sexo, que si bien, cada vez son menos, siguen produciendo problemas en algunas mujeres. Pero, aún hay más, la lista de motivos puede alargarse, ya que hay razones relacionadas con la genética y sociales que influyen de igual manera. Pero, no nos vamos a extender tanto, lo importante es saber que al no querer intimar con nuestra pareja, no estamos teniendo necesariamente un problema de amor hacia él, hay motivos ajenos a su persona que provocan este estado de inapetencia por el sexo.

Por ello, te recomiendo ampliamente, que no le dejes al margen de esto. Es preferible explicarle que tienes problemas para desear tener sexo y que las causas pueden estar en algunas de las anteriores, que insistir con la excusa del “dolor de cabeza” y afectarles en su orgullo.

 A SUBIR LA LIBIDO CON MÉTODOS NATURALES

Las investigaciones relacionadas con encontrar los motivos que impiden mantener una relación sexual, se han centrado mayormente en resolver lo concerniente a los hombres, como la disfunción eréctil, olvidándose, casi en general, en buscar solucionar a los problemas sexuales femeninos. Si bien, la pérdida del apetito sexual, también, se puede presentar en los varones, suele suceder con menos frecuencia que en nosotras. Por esto, hay muy pocos medicamentos farmacéuticos, que ayude a corregir la pérdida de apetito sexual femenina y, esto, sin dejar de lado los efectos secundarios que conlleva el uso de medicinas. En cualquier caso, bien sea para resolver nuestro problema o el de él, lo más importante es la comunicación. Si la caída de libido es nuestra debemos explicarle a nuestro marido lo que nos sucede y, en el caso de ser en él, tenemos que buscar que se sincere, dándole el mejor de nuestro apoyo y entendimiento. Ya comprendido dentro de la pareja que hay un problema, se pasa a buscar soluciones. Estas pueden ser muy variadas, desde juegos eróticos a juguetes sexuales, pasando por cremas o píldoras. Pero, si prefieren soluciones más simples, se debe recurrir a productos naturales como vigorizantes, afrodisiacos, reconstituyentes y potenciadores sexuales. Este tipo de artículos son creados en base a elementos naturales de origen animal o vegetal. Lo que, garantiza una mínima posibilidad de que se produzcan efectos no deseados. Estas soluciones naturista vienen en muchas presentaciones como capsulas, cremas y otras, pudiéndose adquirir libremente en tiendas eróticas o locales de productos naturales.…

En los tiempos modernos que estamos viviendo, ya las mujeres no somos seres que debemos mantenernos al margen de los temas que supuestamente eran reservados solo para los hombres. Afortunadamente, somos participe de un mundo que se ha abierto para ser igual tanto para nosotras como para ellos.

Uno de los temas que eran realmente un tabú, fue el referido al sexo. Allí, nos teníamos que comportar como seres pasivos que solo estábamos dispuestas a recibir, sin dar nada. Bueno, esto se terminó y ya tenemos la libertad de poder ser quienes queremos y ser un lado más dentro de una pareja.

Para esto, es importante que conozcamos y seamos de ayuda ante los problemas sexuales que pueda presentar nuestro hombre y colaborar con él para que los resuelva y podamos tener una relación de cama perfecta.

¿Te ha pasado alguna vez, qué cuando estás de lo más cachonda y deseas tener una buena sesión de placer y lujuria, tu pareja simplemente no reacciona a ningún estímulo? Es decir, tiene lo que se conoce popularmente como un “gatillazo”.

Sí, eso, por mucho que hagamos, el pene no le responde y se mantiene allí flácido y ajeno a las caricias. Si bien, esto suele suceder a todos los hombres en algún momento en su vida, es importante que conozcamos exactamente como se produce la erección masculina y que es la disfunción eréctil. Ya que, al estar informadas, seremos más útiles en caso de que nuestro amante tenga que vivir esta situación.

¿QUÉ ES LA DISFUNCIÓN ERECTIL?

Los elementos principales que controlan todo el proceso de erección son la hormona masculina testosterona, la glándula pituitaria y la próstata. El proceso es el siguiente, la sangre entra en el área del pene, en las estructuras tubulares que son paralelas al pene, de ambos lados, conocidos como cuerpos cavernosos.

Este aumento del flujo de sangre puede ser el resultado de un estímulo psicológico ante una visión excitante o una caricia. Cuando la erección llega a su extremo, el semen eyaculado va a través de un tubo esponjoso o corpus, fuera del pene.

El buen funcionamiento del pene es necesario para conseguir una erección adecuada. Si por alguna razón física el flujo sanguíneo no es óptimo para provocar la erección, es cuando se puede hablar de disfunción eréctil. Los problemas de erección, se presenta mayormente en aquellos hombres que tienen malos hábitos, como el alcoholismo y el tabaquismo. Los diabéticos y obesos también pueden ser víctimas de este problema de erección masculina.

ALTERNATIVAS PARA AYUDAR A TU PAREJA CON LA DISFUNCIÓN ERÉCTIL

La ciencia médica ha desarrollado diferentes “drogas” para la disfunción eréctil. Estos medicamentos pueden ayudar en buena medida a que el hombre logre una erección durante un período determinado de tiempo.

El tiempo de la erección depende de la cantidad y el tipo de ingesta de estas “drogas”. La función principal de estos fármacos es estimular los nervios que rodean el pene y, finalmente, dar lugar a un aumento del flujo de sangre dentro de este, que cause la erección.

Algunos de los medicamentos más comunes son ED Zenerx, Viagra, Cialis y Levitra. Pero, el problema está en que todos tienen efectos secundarios que pueden ser peligrosos. Además que, no se recomiendan para pacientes que sufren de enfermedades del corazón, diabetes, niveles altos de colesterol, problemas en los ojos y fumadores. Ni tampoco, a los mayores de 50 años de edad, ya que estos productos pueden afectar negativamentea su cuerpo.

Pero, existen otras soluciones que puedes recomendar a tu pareja, ya que son de origen natural y de muy bajo riesgo.

La disfunción eréctil o impotencia pueden ser tratadas en cierta medida con el uso de medicamentos alopáticos disponibles en el mercado. La ventaja de estos productos es que están fabricados con materialesnaturales de origen vegetal. Se pueden encontrar cremas que estimulan el riego sanguíneo, dando mayor fuerza y vigor al miembro masculino, procurando de esta manera una erección segura.

De igual manera, existen vigorizantes que potencian la libido, no solo en él sino que también nos pueden ayudar a nosotras. También, podemos aplicar a nuestra pareja un relajante masaje con algunos de los geles estimulantes que se pueden adquirir en las tiendas de artículos sexuales, ayudando de esta manera a que se produzcan un flujo sanguíneo natural.

APOYAR A NUESTRO HOMBRE PARA LOGRAR SOLUCIONES

Los problemas de erección son comunes cuando hay sobrepeso o se sufre de diabetes. Por lo tanto, debemos ayudar a nuestro amante a que controle su peso y los niveles de azúcar en sangre,  logrando que se mantenga  alejado de estos trastornos.

El mayor rumor acerca de la disfunción eréctil es que no se puede curar. Sin embargo, como cuestión de hecho, la impotencia es totalmente curable si se diagnostica en una etapa temprana de la vida. Por lo tanto, se recomienda a todas las mujeres, que si se siente algún síntoma de mal funcionamiento del pene de su pareja, le inviten a que acuda al especialista para obtener un diagnóstico médico. De igual forma, debemos cuidar de su salud emocional y psicológica, si ya presentan el problema, apoyándolos en todo momento y colaborando con ellos.

Debido a que, esta situación le puede hacer sentir falta de confianza y pueden frustrarse. En tales casos, la autoestima se reduce y el hombre puede pensar que no es lo suficientemente masculino.…

La resequedad femenina es una de las condiciones más irritantes de las que podemos sufrir las mujeres. Según algunas investigaciones este problema afecta hasta el 40% de todas nosotras, y se produce cuando la vagina no segrega el nivel normal de lubricación durante las relaciones sexuales, los que a su vez provoca dolor durante el coito.

Las glándulas de Bartholin son dos pequeñas glándulas a ambos lados, cerca de la abertura de la vagina que, en una mujer sana excretan normalmente una pequeña cantidad de humedad para evitar que las bacterias se acumulen y para mantener la salud de la zona. Cuando nos excitamos sexualmente, estas glándulas proporcionan secreciones adicionales para permitir que el área esté más húmeda y, así, aumentar la sensación sexual. Cuando la hembra tiene menos estrógeno, como por ejemplo durante la menopausia, las glándulas de Bartholin no pueden producir este lubricante, o se segrega en cantidades insuficientes y la vagina se reseca

¿CUÁLES SON LAS CAUSAS DE LA RESEQUEDAD FEMENINA?

Hay muchas causas de la resequedad vaginal como la diabetes, la menopausia, el estrés, la depresión y el desequilibrio hormonal. También hay una condición conocida como el trastorno orgásmico femenino, donde la mujer no lubrica y no logra experimentar sensaciones eróticas, lo que hace que, ella rechace los encuentros íntimos.

En el caso de la menopausia, la reducción en las cantidades de estrógeno, pueden causar muchos problemas, con frecuencia las mujeres en ese momento rechazan las relaciones sexuales, con la lógica consecuencia negativa con  sus parejas. Muchas señoras recurren a la terapia de reemplazo hormonal para mejorar algunos de los muchos síntomas que aparecen en este período de su vida, pero ya que algunos medicamentos de este tipo se han conectado con el cáncer de mama, han preferido buscar  soluciones alternativas.

Si estás sufriendo de resequedad vaginal, debido a la menopausia o cualquier otra condición, hay soluciones que, pueden ayudar a superar este problema. Entre ellas, las  cremas lubricantes son una buena alternativa,  que pueden devolver la sensación de excitación sexual que se ha estado perdiendo.

La menopausia es una razón biológica segura que causará en todas nosotras problemas de lubricación vaginal,  pero esto se puede presentar en cualquier etapa de la vida de la mujer, ya que hay varias causas probables:

Problemas de pareja. los problemas no resuelto con la pareja pueden llevar a la pérdida del deseo y consecuentemente a la resequedad en la vulva.

Las enfermedades crónicas o enfermedades que causan dolor y fatiga. Entre estas podemos nombrar la artritis, el cáncer, la diabetes y las  insuficiencias renales o cardiacas. Enfermedades graves que afectan en gran medida el estilo de vida, energía y estado psicológico, que a menudo afecta indirectamente avidez sexual.

El síndrome de Sjogren. Esta es una enfermedad autoinmune crónica que afecta a la producción de fluidos lubricantes. Causa dolor vaginal, ya que la resequedad vaginal coital es un síntoma de esta enfermedad.

El estrés, la depresión, la ansiedad.  El estrés generado por las preocupaciones (esto incluye el hecho de querer satisfacer totalmente a su pareja), el estrés, la ansiedad o la depresión en general, reducen el deseo sexual y suelen producir el problema.

La violencia sexual.  Las víctimas de abuso sexual a menudo se quejan de dolor agudo durante el acto sexual. La Razón es la baja o nula producción de lubricante debido al trauma vivido.

Medicamentos: Las píldoras anticonceptivas, que hacen que los niveles de estrógeno varíen, provocan  que las membranas mucosas vaginales se sequen en algunas mujeres. Entre los medicamentos que causan la resequedad vaginal, también, están algunos de los antihistamínicos y fármacos antidepresivos.

Las duchas vaginales: La práctica regular de la ducha vaginal, 3 o más veces al mes, tiende a alterar el equilibrio natural de la flora vaginal y aumenta el riesgo de vaginitis. Como es sabido, uno de los síntomas de este problema es la pérdida de la humedad vaginal y dolor durante el coito.

SOLUCIONES PARA UNA BUENA LUBRICACIÓN VAGINAL

A nivel de estudios médicos y de fármaco es poco lo que se puede encontrar, ya que la atención de las investigaciones se ha centrado más en los problemas masculinos como la disfunción eréctil. Pero, existen algunas soluciones que pueden ayudar enormemente a mejorar esta condición negativa y con desagradables consecuencias para la vida sexual de nosotras las mujeres. Anteriormente, señalábamos el uso de las cremas lubricantes, las cuáles puedes encontrar en muchas tiendas eróticas, fabricadas con productos naturales, como alternativa a la solución del problema. También, es recomendable el uso de los afrodisiacos naturales, que ayudan a aumentar la libido a niveles saludables, pueden potenciar  el deseo y provocar encuentros sexuales más placenteros. De igual manera, un precalentamiento adecuado, ayudaría mucho a aumentar la excitación y de seguro la lubricación.

Si presentas problemas de resequedad vaginal, no dejes de comunicárselo a tu pareja y encontrar entre ambos las mejores soluciones.…