mayo 2016

Es muy probable que te hayas enfrentado alguna vez a esta disfunción sexual de los hombres con alguna de tus parejas. En algún momento has quedado “a dos velas”, al tener una relación sexual porque tu pareja eyaculó antes de penetrarte o apenas haberlo hecho. Si has vivido esta experiencia o la está viviendo, hay posibilidades que, tu amante esté presentando problemas de Eyaculación Precoz. También es importante entender que, si eso solo le sucedió una vez, puede haber factores momentáneos que lo hayan provocado, pero no es un inconveniente para preocuparse. Sea como sea, es necesario que conozca exactamente a qué se debe este problema y cómo ayudar a tu pareja para que lo supere y puedan tener una vida sexual normal.

Existen dos disfunciones sexuales masculinas que se presentan con mayor frecuencia, la disfunción eréctil, que afecta a aproximadamente el 10% de los hombres con problemas sexuales, mientras que la Eyaculación Precoz se presenta el 80 por ciento de los casos. Según algunos estudios clínicos, 1 de cada 3 hombres sufren de manera permanente o en algún momento puntual de este problema. Afectando a varones de cualquier edad.

La Eyaculación Precoz se define como la “eyaculación persistente o recurrente con estimulación sexual mínima antes, o poco después de la penetración y antes de que la persona lo desee.  En pocas palabras, es una condición en la que un hombre con frecuencia eyacula antes de lo que él o su pareja lo deseen, ya sea antes, o poco después de copular con su compañera.

 

Sin lugar a dudas, esto provoca malestar y dificultad interpersonal entre ellos y nosotras,  ya que impide que podamos disfrutar del acto sexual de una manera apropiada. El hombre siente la insatisfacción debido a la incapacidad de resistir las sensaciones placenteras de contacto sexual durante un período de tiempo más largo, mientras que nosotras  manifestamos nuestro descontento por no ser capaz de llegar al disfrute sexual pleno.

Por lo tanto, es importante que las mujeres entendamos que es lo que sucede y demos el mayor apoyo a nuestra pareja, ya que los hombres que se enfrentan a este problema, cuestionan su masculinidad y pierden la confianza en su desempeño sexual. Suelen sentirse mal por el grado de frustración y humillación que experimentan regularmente, mientras que, erróneamente,  nosotras tendemos a guardar  silencio por temor a molestarle, lo cual puede ser interpretado por él,  como una aparente falta de voluntad de su mujer para solucionar el problema.

DEFINE EL PROBLEMA EN TU PAREJA

Tal y como dije anteriormente, debemos tener claro que, muchos hombres ocasionalmente experimentan la Eyaculación Precoz durante las relaciones sexuales, pero siempre y cuando esto no suceda con frecuencia, no hay motivos para que el hombre se preocupe. Para poder reconocer, si nuestra pareja está sufriendo de este problema, podemos estar atentas a los siguientes parámetros, ya que los hombres pueden eyacular en diferente tiempos en las relaciones sexuales, podemos decir que si tienen una eyaculación continua, que esté entre los 120 segundo y 2 minutos después de que nos penetre, seguramente estamos ante la presencia de este inconveniente físico sexual. De igual manera, es importante que sepamos que, hay 2 tipos de Eyaculación Precoz. La primaria, cuando el hombre ha presentado el problema durante toda la vida y la secundaria, cuando se sufre del inconveniente en algún momento de la vida sexual. Las causas de esto, aún no están muy claras, siempre se ha dicho que son motivos psicológicos, pero hoy en día, no se acepta totalmente esta posibilidad.

EYACULACIÓN PRECOZ: CAUSAS Y SOLUCIONES

A pesar de no tenerse claro las causas de este inconveniente sexual, señalaré algunas de los posibles motivos, tanto psicológicos como físicos, para que podamos entender mejor la Eyaculación Precoz y poder dar un mejor apoyo a nuestra pareja:

Causas psicológicas

Algunas de las causas psicológicas de la eyaculación precoz incluyen los siguientes:

Las primeras experiencias. La unión de la ansiedad por no ser descubiertos, sumada a la inexperiencia en los primeros encuentros sexuales de la adolescencia, causan una excitación mixta, que puede determinar un patrón de comportamiento en el proceso de eyaculación.

El mito del macho. El deseo de los hombres de cumplir a cabalidad con nosotras y mostrarnos su potencia sexual, puede causar un estrés especial, ya que se concentran en tener un buen rendimiento y no en el sexo como tal. Debemos buscar que se relaje y simplemente disfrute con nosotras.

Entre las razones biológicas puedo señalar:

Los niveles hormonales anormales.

Insuficiente de serotonina

Actividad refleja anormal del sistema eyaculatorio.

Problemas de tiroides.

La inflamación y la infección de la próstata o la uretra, respectivamente.

Factores hereditarios.

Dentro de los tratamientos posibles, existen fármacos, productos naturales o técnicas que pueden ayudar a corregir el problema. Los primeros deben ser supervisados por un especialista de la medicina. En el segundo caso hay cremas retardadoras, accesorios sexuales y otros juguetes eróticos que pueden ser útiles. Por último, existen métodos o técnicas como las “Squeeze”, “Stop and Start” y Kegel, creadas para lograr un cambio positivo en el comportamiento reflejo de la eyaculación.…

La vida sexual de nosotras las mujeres, al igual que de los hombres, debe de ser cuidada, si ciertamente queremos tener una relación de pareja sana. Pero, en algunas ocasiones se presentan problemas que provocan una baja considerable en la calidad de las relaciones sexuales, cuando no la desaparición total de esta. Las consecuencias de que esto suceda, pueden resultar en la pérdida de la armonía en la pareja y el surgimiento de inconvenientes que deterioren la relación. Siempre, las mujeres llevamos la bandera de la convivencia, por ello, debemos defender todo lo que tenga que ver con la armonía dentro de la cama y fuera de esta. Los problemas que se pueden presentar que causen el deterioro de nuestra vida sexual, normalmente son de índole físico. Pero, no todos tienen su origen en el cuerpo, ya que hay factores cotidianos o emocionales que lo pueden producir.

Las complicaciones sexuales impiden que una persona o la pareja disfrute de la actividad sexual. Los mismos,  pueden desarrollarse gradualmente con el tiempo o pueden comenzar repentinamente. Estos incluyen inconvenientes como el no estar interesadas en el sexo, no sentir excitación sexual, incapacidad para tener relaciones sexuales, o no lograr un orgasmo.

ORIGEN DE LOS PROBLEMA SEXUALES

Si bien, no hay nada determinante y lo mejor es ir a la consulta de un médico especialista para definir las razones que están provocando los problemas sexuales. A continuación presentamos una serie de motivos que pueden llevar a tener algún inconveniente al momento de la relación íntima, las causas de los problemas sexuales pueden ser físicas, emocionales, o ambas.

Entre las causas físicas se  incluyen:

  • El consumo de bebidas alcohólicas o drogas, incluyendo la nicotina, narcóticos, estimulantes, medicamentos para la presión arterial y algunos antidepresivos
  • Padecer dolores crónicos
  • Agrandamiento de la glándula prostática.
  • Mala circulación sanguínea.
  • Daños a nivel del sistema nervioso productos de lesiones en la médula o cirugías.
  • Sufrir enfermedades del corazón, diabetes, cáncer, enfermedad pulmonar, mal funcionamiento de la tiroides, pituitaria o problemas en las glándulas suprarrenales.
  • Niveles deficientes de estrógeno o testosterona.

Por otra parte, en lo referido a las causas emocionales, puedo mencionar:

  • Desconfianza entre la pareja.
  • Falta de comunicación entre la pareja
  • Estados depresivos.
  • Traumas por abusos sexuales en otros tiempos.
  • Dolor físico durante las relaciones.
  • Atribuir la necesidad del sexo solo como método de reproducción.
  • Tabúes de origen religioso.
  • Miedo a las enfermedades de contagio sexual.
  • Inseguridad y baja autoestima.
  • Miedo al rechazo.
  • Sentir vergüenza.
  • Estar de mal humor
  • Sentir que la pareja es poco atractiva y que no te pone.
  • Miedo a quedar embarazadas.

También, las mujeres tendemos a reflejar inconvenientes sexuales cuando sentimos que no se nos quiere o no nos sentimos suficientemente atractivas.

Los hombres suelen tener el origen del problema en complicaciones laborales o asuntos relacionados con la falta de dinero.

¿CÓMO SE MANIFIESTAN LOS PROBLEMAS SEXUALES?

Los anteriores son algunas de las razones que pueden estar provocando un problema sexual en nosotras o en nuestra pareja. Las manifestaciones físicas, de uno o varios de esos problemas, suelen ser las siguientes

  • Ningún interés por mantener relaciones sexuales.
  • No lograr excitarse por ningún medio
  • En especial las mujeres podemos sentir dolor durante la penetración.
  • Problemas de disfunción sexual en los hombres. Bien, siendo imposible lograr una erección o tener dificultades para mantenerla.
  • La eyaculación precoz.
  • Tensión en los músculos vaginales y tener problemas para relajarlos.
  • Resequedad vaginal y dolor durante el coito.
  • No llegar a tener orgasmos.

SOLUCIONES A LOS PROBLEMAS SEXUALES

El tratamiento depende de la causa del problema sexual. Si nosotras o nuestra pareja tenemos un problema sexual, lo primero es consultar  a un profesional de la salud. Las causas físicas pueden tratarse con medicamentos o, en algunos casos, con la cirugía. La fisioterapias y ayudas mecánicas, pueden auxiliar a las personas con algunas enfermedades, condiciones o discapacidades.

En cualquier caso, lo más recomendable y menos invasivo es que busquemos soluciones prácticas y que no nos traigan efectos secundarios como en el caso de los fármacos. Por ello, se pueden encontrar productos naturales en las tiendas eróticas, que están hechos con plantas y son buenos paliativos con resultados probados. Entre estos hay potenciadores, afrodisiacos y estimulantes sexuales. También, es recomendable introducir en la relación algunos juguetes sexuales o juegos sexuales, que eliminen el aburrimiento y enciendan las pasiones.

De igual manera, es muy importante la comunicación con nuestra pareja y decidir  ambos las soluciones, en especial cuando las causas son emocionales. También, los libros y videos con técnicas sexuales, masajes y otros, pueden ayudar muchísimo a eliminar los problemas sexuales.

Si lo prefieren, antes de tomar medicamentos, pueden ir a la consulta de un terapista sexual, quien les guiará en la escogencia de los mejores artículos sexuales y juegos eróticos para subir la libido según sus necesidades.

En resumen, lo más importante es que se atienda el problema sexual para evitar el deterioro de la relación, infidelidades o rupturas. Por lo tanto, si crees tener un inconveniente para disfrutar del sexo o sientes que lo tiene tu hombre, debes dar el paso y sentarte con él a conversarlo para decidir los caminos que van a seguir como solución a esto.…