gatillazo

En los tiempos modernos que estamos viviendo, ya las mujeres no somos seres que debemos mantenernos al margen de los temas que supuestamente eran reservados solo para los hombres. Afortunadamente, somos participe de un mundo que se ha abierto para ser igual tanto para nosotras como para ellos.

Uno de los temas que eran realmente un tabú, fue el referido al sexo. Allí, nos teníamos que comportar como seres pasivos que solo estábamos dispuestas a recibir, sin dar nada. Bueno, esto se terminó y ya tenemos la libertad de poder ser quienes queremos y ser un lado más dentro de una pareja.

Para esto, es importante que conozcamos y seamos de ayuda ante los problemas sexuales que pueda presentar nuestro hombre y colaborar con él para que los resuelva y podamos tener una relación de cama perfecta.

¿Te ha pasado alguna vez, qué cuando estás de lo más cachonda y deseas tener una buena sesión de placer y lujuria, tu pareja simplemente no reacciona a ningún estímulo? Es decir, tiene lo que se conoce popularmente como un “gatillazo”.

Sí, eso, por mucho que hagamos, el pene no le responde y se mantiene allí flácido y ajeno a las caricias. Si bien, esto suele suceder a todos los hombres en algún momento en su vida, es importante que conozcamos exactamente como se produce la erección masculina y que es la disfunción eréctil. Ya que, al estar informadas, seremos más útiles en caso de que nuestro amante tenga que vivir esta situación.

¿QUÉ ES LA DISFUNCIÓN ERECTIL?

Los elementos principales que controlan todo el proceso de erección son la hormona masculina testosterona, la glándula pituitaria y la próstata. El proceso es el siguiente, la sangre entra en el área del pene, en las estructuras tubulares que son paralelas al pene, de ambos lados, conocidos como cuerpos cavernosos.

Este aumento del flujo de sangre puede ser el resultado de un estímulo psicológico ante una visión excitante o una caricia. Cuando la erección llega a su extremo, el semen eyaculado va a través de un tubo esponjoso o corpus, fuera del pene.

El buen funcionamiento del pene es necesario para conseguir una erección adecuada. Si por alguna razón física el flujo sanguíneo no es óptimo para provocar la erección, es cuando se puede hablar de disfunción eréctil. Los problemas de erección, se presenta mayormente en aquellos hombres que tienen malos hábitos, como el alcoholismo y el tabaquismo. Los diabéticos y obesos también pueden ser víctimas de este problema de erección masculina.

ALTERNATIVAS PARA AYUDAR A TU PAREJA CON LA DISFUNCIÓN ERÉCTIL

La ciencia médica ha desarrollado diferentes “drogas” para la disfunción eréctil. Estos medicamentos pueden ayudar en buena medida a que el hombre logre una erección durante un período determinado de tiempo.

El tiempo de la erección depende de la cantidad y el tipo de ingesta de estas “drogas”. La función principal de estos fármacos es estimular los nervios que rodean el pene y, finalmente, dar lugar a un aumento del flujo de sangre dentro de este, que cause la erección.

Algunos de los medicamentos más comunes son ED Zenerx, Viagra, Cialis y Levitra. Pero, el problema está en que todos tienen efectos secundarios que pueden ser peligrosos. Además que, no se recomiendan para pacientes que sufren de enfermedades del corazón, diabetes, niveles altos de colesterol, problemas en los ojos y fumadores. Ni tampoco, a los mayores de 50 años de edad, ya que estos productos pueden afectar negativamentea su cuerpo.

Pero, existen otras soluciones que puedes recomendar a tu pareja, ya que son de origen natural y de muy bajo riesgo.

La disfunción eréctil o impotencia pueden ser tratadas en cierta medida con el uso de medicamentos alopáticos disponibles en el mercado. La ventaja de estos productos es que están fabricados con materialesnaturales de origen vegetal. Se pueden encontrar cremas que estimulan el riego sanguíneo, dando mayor fuerza y vigor al miembro masculino, procurando de esta manera una erección segura.

De igual manera, existen vigorizantes que potencian la libido, no solo en él sino que también nos pueden ayudar a nosotras. También, podemos aplicar a nuestra pareja un relajante masaje con algunos de los geles estimulantes que se pueden adquirir en las tiendas de artículos sexuales, ayudando de esta manera a que se produzcan un flujo sanguíneo natural.

APOYAR A NUESTRO HOMBRE PARA LOGRAR SOLUCIONES

Los problemas de erección son comunes cuando hay sobrepeso o se sufre de diabetes. Por lo tanto, debemos ayudar a nuestro amante a que controle su peso y los niveles de azúcar en sangre,  logrando que se mantenga  alejado de estos trastornos.

El mayor rumor acerca de la disfunción eréctil es que no se puede curar. Sin embargo, como cuestión de hecho, la impotencia es totalmente curable si se diagnostica en una etapa temprana de la vida. Por lo tanto, se recomienda a todas las mujeres, que si se siente algún síntoma de mal funcionamiento del pene de su pareja, le inviten a que acuda al especialista para obtener un diagnóstico médico. De igual forma, debemos cuidar de su salud emocional y psicológica, si ya presentan el problema, apoyándolos en todo momento y colaborando con ellos.

Debido a que, esta situación le puede hacer sentir falta de confianza y pueden frustrarse. En tales casos, la autoestima se reduce y el hombre puede pensar que no es lo suficientemente masculino.…